Robots voladores, baterías líquidas y espías que parecen un colibrí

“El futuro será brillante”, dice Donald Sadoway, profesor del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts).

Sadoway ha desarrollado una batería de metal líquido que según él podría sacar provecho a las fuentes de energía renovables como el viento o el sol.

Ésta fue una de las tecnologías que salieron a la luz durante la conferencia de tecnología, entretenimiento y diseño que concluyó el viernes en Los Ángeles, EE.UU..

Una noticia esperanzadora para las renovables

Las energía renovables tienen un gran potencial en la reducción del uso de recursos naturales, pero son poco fiables. Si el viento no sopla o el sol no brilla simplemente no funcionan.

Pero imagine que esta energía pudiera ser almacenada en una batería gigante.

Esta batería tendría que ser barata, un problema que hasta el momento ha puesto freno a otros desarrollos en esa dirección.

“Investigaciones sobre baterías en el pasado han sido llevadas a cabo empleando costosa química avanzada con a esperanza de que la producción en masa reluciera el costo”.

“Nosotros buscamos componentes que se mantengan en la franja adecuada de precio”, dijo Sadoway.

Durante la conferencia, el profesor mostró a la audiencia cómo elaboró su primer prototipo de batería.

Auto-recargable

La batería está compuesta de tres capas de metal líquido con distintas densidades, mantenidas a una temperatura en torno a los 500 grados Celsius, junto con una capa de sal fundida.

El metal actúa con electrodos positivos y negativos, mientras que la sal aporta electrolitos.

molinos de viento Las baterías líquidas permitirían almacenar la electricidad procedente de fuertes de energía renovables.

La batería genera así una corriente tal y como lo hacen las tradicionales, pero al revertir la corriente hace que ésta se recargue por si sola.

Sadoway y su equipo han ido aumentando el tamaño de la batería. Cada una de las cuales recibió distintos nombres, desde “trozo de vídrio”, “pizza”·, y en el caso de la última “mesa bistró”.

La idea es ponerlas todas juntas para formar una batería gigante que pueda ser utilizada en la red eléctrica o para proporcionar energía a los hogares.

Sadoway cree que las baterías sólo necesitarán dos años hasta que puedan producirse comercialmente y que son significativamente más baratas de fabricar que sus equivalentes en litio.

De hecho, ya ha fundado una compañía llamada “Liquid Metal Battery Corporation”, que recibe el apoyo de grandes como el fundador de Microsoft, Bill Gates.

“Si vamos a sacar al país de la actual crisis energética, no podemos perforar nuestra puerta de salida, no podemos bombardear nuestra puerta de salida. Podemos hacerlo a la vieja usanza, inventando nuestra puerta de salida”, dijo seguido de intensos aplausos.

Robots voladores

colibrí espía El departamento de defensa estadounidense diseñó este colibrí-espía.

En esta conferencia de tecnología siempre se está a la espera del “momento TED”, algo que deja al auditorio con la boca abierta.

En el pasado este momento vino de la mano de Jeff Han, quien dio a conocer su tecnología táctil en 2006, un vídeo que se ha visto más de dos millones de veces en la página de internet del evento.

Este año, la ovación se la llevó un vídeo mostrando a los robots voladores diseñados por Vijay Kumar y su equipo en la universidad de Pennsylvania.

El vídeo mostraba a unos robots tipo helicóptero trabajando en equipo para construir un pequeño modelo. Los robots también interpretaron la canción de James Bond usando instrumentos reales.

¿Lindo colibrí?

Por su parte, Regina Dugan, directora del Darpa (Agencia de investigación de proyectos avanzados de defensa) mostró un prototipo de tecnología voladora: Un pequeño drone (aparato volador no tripulado) desarrollado por investigadores del departamento de defensa de Estados Unidos.

Con forma de colibrí, el drone es en realidad una cámara espía y la idea es que su apariencia lo haga menos obvio.

El organizador de la conferencia Chris Anderson, preguntó a Regina, quien no estaba disponible para entrevistas, cómo podía dormir por las noches sabiendo el uso que se daba a las aplicaciones militares del Darpa.

“Hay que ser conscientes de las consecuencias no deseadas. No sería humano no hacerse esas preguntas”, respondió.

Cirujanos virtuales

Público El público quedó deslumbrado con el trabajo de los robots voladores.

Algunas de las novedades tuvieron que ver con el mundo de la medicina.

Entre ellas destacó una mesa de operaciones que ofrece una imagen 3D del cuerpo, lo que permite a los estudiantes de medicina ver a un paciente virtual, quitarle la piel y el músculo y así examinar los órganos como lo harían con un cadáver.

Los cirujanos también pueden usarlas para preparar una operación.

Jack Choi, jefe ejecutivo de la compañía que diseñó la mesa, ya la ha vendido a varias universidades por unos US$95.200 la unidad.

Choi cree que algún día esta tecnología podría ir más allá.

“Podríamos integrar la cirugía robótica con este sistema”, dijo.

fuente:http://www.bbc.co.uk

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s