Los videojuegos violentos podrían causar cambios en el cerebro

Los cambios son visibles al cabo de una semana de juego, y afectan en especial a las áreas del cerebro que regulan las funciones cognitivas y el control emocional.

 

Desde hace años se ha venido sospechando que los videojuegos violentos podrían tener un efecto perjudicial en el cerebro, aunque no había pruebas científicas de ello. Otras investigaciones también han estudiado sus efectos adictivos en adolescentes y jóvenes. Recientemente, un trabajo presentado en el congreso anual de la Radiological Society of North America indica que jugar a videojuegos violentos podría provocar cambios en la actividad del cerebro de jóvenes adultos después unas diez horas de juego semanales. Para medir si el video juego provoca cambios en la actividad cerebral, investigadores de la Universidad de Indiana (EE.UU.) analizaron la actividad cerebral de 22 jóvenes de entre 18 y 29 años. Ninguno de ellos no habían jugado previamente a ningún tipo de videojuego. Un grupo de “jugadores” jugó unas 10 horas a la semana un videojuego de combate en primera persona (“shooter”), dejando de jugar por completo transcurrida esa semana, mientras que un segundo grupo de control no jugó en absoluto durante las dos semanas. Una vez finalizado el experimento, se sometió a los participantes a resonancias magnéticas y diversas pruebas cognitivas. Al comparar las resonancias magnéticas de uno y otro grupo, los “jugadores” mostraban mucha menor actividad en ciertas regiones del cerebro; lo más preocupante, dicen los investigadores, es que dichas regiones del cerebro son importantes para controlar las emociones y el comportamiento agresivo. Aún así, los autores del estudio insisten en que los resultados deben ser tomados con cautela, pues aprender nuevas actividades provoca cambios en la actividad cerebral que son visibles en los escáneres cerebrales, por lo que el resultado del estudio no demuestra de forma irrefutable que los videojuegos provoquen cambios en la actividad cerebral. Por otra parte, los posibles efectos de los videojuegos desaparecen al cabo de una semana de no jugar.
Representantes del centro de investigación concluyen que serán necesarias investigaciones adicionales en la misma línea para elucidar si los videojuegos provocan cambios en la actividad cerebral.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s