Cómo evitar que la tecnología domine (y arruine) tus relaciones

Daniel Sieberg, autor del libro ‘La dieta digital’ presenta consejos para que los ‘gadgets’ no acaparen tu atención todo el tiempo

A nadie sorprende una reunión social cuyos integrantes interrumpen la conversación para contestar el teléfono, individuos que caminan mientras revisan su mail o conductores de vehículo que no apartan la vista del celular. Internet y las tecnologías de información se han integrado con gran intensidad a nuestra vida cotidiana, con potenciales efectos nocivos para las relaciones interpersonales.

 

 

 

 

 

 

Una tercera parte de los mexicanos son usuarios de internet, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Y dedican buena parte de su vida a este medio, se conectan más de cuatro horas diarias a la red, según información de IAB México.

Este uso de tecnología está comenzando a cambiar algunos patrones de conducta en México. Investigadores de la empresa Nomismae reportaron que para el 40% de los profesionistas el celular es tan importante como la pareja; para el 95% de los poseedores de un dispositivo móvil como celular, tablet o computadora portátil el último acto antes de dormir es usar uno de estos aparatos. Por si fuera poco, el celular es el primer dispositivo al iniciar el día: 80% de quienes poseen uno lo usan como despertador.

Para el periodista y escritor estadounidense Daniel Sieberg, esta situación está causando efectos adversos en la salud mental y física de las personas. Por ello escribió el libro The Digital Diet (La dieta digital), donde busca que quienes usan las  tecnologías de información puedan crear un balance entre la vida real y la vida virtual.

En entrevista vía correo electrónico con CNNMexico.com, el autor señaló que “la tecnología puede ser fuente de felicidad para la gente, pero como cualquier cosa que consume nuestro tiempo y nuestra energía, a veces necesitamos pensar qué tanto nuestra dependencia podría estar afectando otros aspectos de nuestras vidas”.

Asimismo, durante una charla con medios de comunicación, en las oficinas de Google México el pasado marzo, el periodista (quien ha dedicado años a cubrir el sector tecnología en medios como BBC News, Bloomberg y CNN) señaló que, “el uso no sano de tecnología está aumentando los casos de depresión, insomnio y estrés en las relaciones de pareja”.

El uso de tecnología a internet se intensificó hace poco tiempo “hace algunos años, cuando la conexión a internet se hacía vía telefónica, era un proceso que se hacía de manera consciente y concluía cuando se cortaba la comunicación telefónica. Ahora internet es un servicio permanente y sin momento de desconexión”, señaló el autor durante la presentación.

En la entrevista Sieberg agregó “amo la tecnología, pero no incondicionalmente”.

“La preocupación surge debido a que empezamos a olvidar la gente alrededor de nosotros. Cuando dejamos de hablar con nuestros hijos o hartamos a nuestra esposa con nuestra incesante actividad en redes sociales”. Sin embargo, ¿cómo saber si la tecnología es un problema? El autor dice que, “en el libro escribí sobre el Virtual Weight Index, indicador para conocer si nuestro uso de tecnología está interfiriendo en la vida diaria, el diario The Guardian creó un test interactivo para conocerlo”.

El paso más difícil es, después de reconocer el problema, tomar medidas para paliar la intrusión de tecnología en nuestra vida cotidiana. Por ello Daniel Sieberg recomienda que, “quizá tomar un día de descanso de la tecnología, probablemente un domingo u otro donde no haya ocupaciones”. En la presentación, Sieberg proporcionó tips como no usar el teléfono móvil como despertador, guardar en la bolsa el celular durante la hora de la comida o incluso evaluar seriamente el uso del correo electrónico: “un conocido realizó el experimento de dejar de leer su correo electrónico por un mes. En su buzón se acumularon alrededor de 6,000 mensajes, de los cuales quizá unos 50 eran realmente importantes”, y agregó que, “esta persona dejó un mensaje de respuesta que decía algo así como: ‘si es muy urgente, márcame’. Sólo recibió una llamada”.

El autor concluye que aunque no existen las soluciones únicas, los beneficios pueden ayudar a tener una vida mejor, “el asunto es pensar cómo la tecnología se acomoda en nuestras vidas, cómo hacer que nos hagan felices. Es, en resumen, un proceso de aprendizaje para todos. Al fin y al cabo lo que propongo es una dieta digital, no un ayuno”.

Nota del editor: Por el momento, el libro The Digital Diet sólo está disponible en inglés.

fuente;http://mexico.cnn.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s